TIEMPO DE LECTURA: 11:00 MINUTOS.

INTRODUCCIÓN

En el pasado, las culturas primitivas, de acuerdo con el crecimiento de su población, necesitaban expandir su territorio. Al paso del tiempo esa necesidad se volvió un hábito, hasta convertirse en conquista. La conquista por los territorios era la misión, la lucha por ser más grandes dominó. Conquistar una cultura y apoderarse de ella dio nacimiento al poder… el más fuerte domina, el más débil es sometido y el precio: pagar tributo por caer.

Parece ser que la expansión, descubrir y conquistar lo traemos arraigado en los genes.

EN EL PASADO

Desde las sociedades primitivas; las sagradas escrituras, en la antigua Grecia, o personas como Aristóteles, ya hacían mención en sus discursos filosóficos sobre la ética, tratando de reflexionar sobre las cuestiones morales del ser humano. No fue sino hasta siglos después que esas teorías éticas comenzaron a aplicarse para salvaguardar la integridad humana, hasta dividirse en variadas ramas.

Poco a poco fueron cambiando las cosas y surgen las leyes a paso lento, se forman las naciones tal y como las conocemos ahora, unas pequeñas otras inmensas, algunas continúan en la lucha por no ser sometidas y las otras por someter y conquistar.

CONCEPTO DE UNIDAD

El ser humano nunca ha visto la posibilidad de formar una sola nación, y si acaso la han visto, no le ven beneficio alguno, es una utopía eterna, como la canción de John Lennon… o la frase: “el respeto al derecho ajeno es…” de Benito Juárez, aunque al parecer ya lo había dicho alguien antes que él, pero, no entremos en polémica antes de tiempo.

La conquista continua, camuflajeada de diferentes formas, haciéndonos creer en la modernidad en la que vivimos para justificarla: la conquista de los mercados, el internet, los grandes monopolios, la industria, la publicidad, etc., todo esto recae en pocos conquistadores y muchos conquistados.

LA CONQUISTA DEL ESPACIO

HISTORIA RECIENTE

Al finalizar la 2da. Guerra Mundial dio inicio a la formación de nuevos mecanismos institucionales, para regular de alguna forma la autodestrucción de la especie. La ONU lidereando el panorama, los aliados conquistadores entran en una tercera guerra y la lucha por el poder, la Guerra Fría. E inicia la conquista del espacio, lidereada por EE.UU y la U.R.S.S., repartiéndose parte del botín ganado, dentro del cual, entran los científicos Nazis que son perdonados por sus asesinatos masivos a cambio del conocimiento tecnológico, alcanzado en sus épocas doradas bajo el mando y respaldo económico de su líder Adolfo Hitler.

EE.UU., consigue poner un pie sobre la superficie Lunar y por supuesto su bandera de conquista. Aunque cabe destacar que además de la bandera colocada en el territorio lunar, se dejó colocada una placa con la fecha de la llegada del hombre, así como una segunda al finalizar la última misión Apolo, «en nombre de la humanidad y en son de paz… » (quizás para guardar las apariencias de que somos un mundo unido o hacernos sentir tal sentimiento), el mensaje dicho para nosotros mismos, no para que en algún momento de la historia los extraterrestres lo lean, El factor psicológico juega un importante papel en esto, recordemos que Hitler invadió países sin utilizar una sola bala, basándose en éste factor.

La llegada del hombre a la Luna, marcó un punto sin precedentes en la historia de la humanidad y el inicio de la conquista espacial.

Este suceso de 1969, después de un esfuerzo colosal por parte de millares de personas involucradas durante la década de los 60’s a partir del famoso discurso pronunciado por el expresidente John. F. Kennedy (1962), donde afirmó que lograrían colocar a un ser humano en la Luna y traerlo de regreso sano y salvo a la Tierra, provocó el entusiasmo nacionalista en la población y por supuesto el permiso para destinar recursos económicos para tal misión. (el factor psicológico, el orgullo nacionalista en todo su esplendor).

La década de los 60’s estaba a punto de llegar a su fin y el famoso día llegó, el 20 de julio de 1969, la transmisión a nivel mundial por parte de las televisoras de la época, con un retraso de tres minutos para llegar a la Tierra, o a nuestra visión, provocó un paro general en el mundo, nadie quería perderse tal evento, alrededor de 500 millones de personas vieron la transmisión en directo.

Ahora todos estos sucesos están plasmados en nuestra historia, muchos afirman que todo fue un montaje realizado por Stanley Kubrick, por su famosa película 2001: Una Odisea en el espacio, que se estrenó en marzo de 1968, donde resaltan sus efectos especiales, en ese entonces era la única persona capaz de lograr tal hazaña… y por otras cuestiones que es preciso no mencionar para no salirnos del tema.

Está comprobado que efectivamente el hombre llegó a la Luna, la fecha y hora está en discusión todavía, pero es un tema digno de analizar después.

EXPERIMENTOS

Recientemente se anunció una nueva misión por parte de la NASA, la misión DART, por sus siglas en Inglés (Doble Asteroid Redirection Test), prueba de direccionamiento del asteroide doble, el objetivo: desviar por metros el transcurso de un asteroide por medio de un impacto en el mismo provocado por un cohete espacial. La justificación de esto: estar preparados por la posible amenaza de un impacto similar en la Tierra. El experimento dará bases para que  en un determinado momento sepamos que hacer por si esto sucede.

Por supuesto será transmitido en vivo por parte de algunas empresas que están preparando para la primicia que será en septiembre de 2022.

LEGISLACIÓN

La ONU tiene leyes elaboradas para este tipo de sucesos y que serán aplicadas para dar los permisos necesarios para realizar este tipo de experimentos o misiones que se den en el espacio exterior…”en nombre de la humanidad y en defensa de nuestra madre Tierra, la tecnología es necesaria y será utilizada para defenderla…”, parece un discurso político sacado de una canción mitológica que jamás verá la luz, aunque la versión original no menciona la tecnología como factor psicológico, sino “la maldad”., pero esa es otra historia.

La realidad es que, si hay leyes en la ONU que considera al espacio como patrimonio de la humanidad, pero son casi nulas y poco respetadas, la verdad es que la ONU no da permisos para dichos experimentos y mucho menos tiene injerencia en los mismos.

La responsabilidad recae en quien los financía y ejecuta, y aquí está el verdadero punto al que quiero llegar: ¿Qué pasaría si este tipo de experimentos falla?, y provoca un daño en vez de un beneficio, lógico que Ellos dirán que todo está bajo control y no hay ningún problema en realizarlo, pero ¿en verdad es así? todos deseamos que lo fuera en beneficio y avance de la Ciencia y la Tecnología.

Los que estamos del otro lado, solo nos queda reflexionar sobre esto, ya que no se trata de estar jugando al golf o sobre una mesa de billar en el espacio.

AVANCES Y RETROCESOS

Me gustaría hacer énfasis en que no estoy en contra de los avances científicos y tecnológicos, sino todo lo contrario, siempre he manifestado mi pasión por los mismos y defiendo la teoría de que la unión hace la fuerza y marca la diferencia, no la separación y está comprobado a través de la historia que si, como seres humanos, fuéramos más unidos, dichos avances estarían adelantados por siglos., recordemos lo que pasó con Nikola Tesla (1856 -1943 ), que por cuestiones de intereses económicos y políticos, sus descubrimientos fueron ignorados, retrasando el avance tecnológico y científico de la humanidad.

En la actualidad se siguen presentando situaciones similares como lo son en cuestiones relacionadas con las energías no renovables y en particular con el petróleo y la relación de éste con el calentamiento global. Pocos estudios se han hecho sobre las consecuencias de la extracción del mismo de las entrañas del planeta y si esto provocará un daño irreversible en el mismo, lamentablemente no pasarán muchos años para averiguarlo., quizás para entonces seamos capaces de tener conciencia de nuestro papel que representamos en la historia como seres inteligentes y la responsabilidad que esto implica.

HACIA UN FURTURO LEJOS DE CASA

Carl Sagan (1934 – 1996), nos mostró ese pequeño y diminuto punto azul, en el cuál vivimos, al hacer girar la sonda Voyager, quizás para que reflexionemos sobre lo que somos, un pequeño punto azul navegando en la inmensidad del universo.

CERRANDO

Vivimos en la modernidad de los tiempos explorando el espacio y aún no se han encontrado indicios de vida extraterrestre inteligente, lo cual nos invita a reflexionar si estamos navegando solos en el universo y si esto, de ser así, nos provocaría más miedo que satisfacción u orgullo. La verdad es que todavía no estamos preparados para saberlo y mientras continuemos con la mentalidad de conquista tardaremos un poco más en averiguarlo.

La conquista continúa… porque seguimos explorando sin saber lo que estamos buscando y seamos honestos, esto nos obliga a ser un poco humildes al saber que nos hace falta crecer un poco más como seres humanos para entender la inmensidad del universo…

REFERENCIAS:

Cárdenas, G., ( s.f.). ¿De quién es el espacio?. Recuperado en diciembre de 2021 en: http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/116/de-quien-es-el-espacio

Ecosdeunmundoestrellado.,(2021, noviembre, 22). La misión DART de NASA tiene una secuela. Cómo HERA de Europa explorará lo que quedó del impacto. Recuperado en diciembre de 2021 en: https://www.youtube.com/watch?v=RkgzqKxK13c

NASA en Español., (2021, noviembre, 22). DART: chocando contra un asteroide…a propósito. Recuperado en diciembre de 2021 en: https://www.youtube.com/watch?v=VqXjiazxlCA

Robotitus., (2021, noviembre, 23). ¡Primera Misión de DEFENSA PLANETARIA!. Recuperado en diciembre de 2021 en: https://www.youtube.com/watch?v=oCaPOqZgEv0

Autor Del Artículo

Daniel Galarza Hdz.

Gestión y Administración de PyME

Músico de profesión y Estudiante de Licenciatura en Gestión y Administración de PyME
En la Universidad Abierta y A Distancia de México (UnADM)


Dejar un comentario