TIEMPO DE LECTURA: 09′:30″

Para iniciar este tema, primero debemos poner un poco de contexto en la situación. Con esto, tenemos que:

Se define a la aerodinámica como la rama de la mecánica de fluidos que estudia la interacción entre los cuerpos sólidos y los fluidos a través de los cuales se desplaza.

En este caso, el cuerpo sólido son los carros de F1 y el fluido por el que se desplaza, es el aire.

Muchos pensamos que en las carreras, siempre tiene que ganar el carro más veloz o el que tiene el motor más potente de todos, pero esto no siempre es así. El equipo Red Bull de F1 logró obtener el título de manera consecutiva de 2010 a 2013 con Sebastian Vettel. Este carro no destacaba por su gran potencia en rectas o su gran fiabilidad, siendo este el caso de otras escuderías importantes como Ferrari y Mercedes, este carro destacaba por su gran carga aerodinámica que lo convertía en un coche muy competitivo y que sobresalía del resto. A lo largo de la historia del equipo austriaco, esto lo ha caracterizado dentro del máximo circuito en toda su trayectoria y existencia.

LA PISTA

Los circuitos en F1 se caracterizan porque no son lineales como en otras competencias de carreras, al contrario, cuentan con una gran diversidad de circuitos alrededor de todo el mundo, unos con mayor carga aerodinámica, otros que necesitan de más potencia que carga aerodinámica. Tomaremos como ejemplo algunos circuitos para después explicar todo lo que conlleva ser uno de los mejores equipos dentro del mundo de la F1.

EL AIRE

El aire juega un papel importante dentro de las carreras, el modelo actual de los carros, es diseñado para lograr la menor presión del aire y que este no les impida ir demasiado lento, así como también, lograr velocidades óptimas en curvas. Así como el agua genera una presión hacia un cuerpo, el aire hace lo mismo solo que es 1000 veces menos a la presión del agua, esta ejerce directo al cuerpo como se muestra en la siguiente imagen.

Se puede ver que el objeto azul es el carro de F1 y las flechas indican la presión del aire atacando al cuerpo.
Túnel de viento.

LAS PRUEBAS

Los equipos de F1, diseñan túneles de viento en los que replican el ejemplo del modelo anterior. El monoplaza se coloca en el centro y, con ventiladores de gran potencia, intentan ver cómo se comporta el aire a su alrededor, en qué están fallando, qué están haciendo bien y qué pueden hacer mejor.

Como vimos en la primera ilustración, el aire ejerce su presión en todas las direcciones sobre un cuerpo que esté rodeado de él, que bien podría ser un coche de Fórmula 1. Sin embargo, luego vimos que esa presión depende de la velocidad (disminuyendo la presión según aumenta la velocidad). Entonces ¿qué ocurre si el aire pasa más rápido por una parte del coche de F1 que por otra?

Pues esto es lo fundamental en la carga aerodinámica: por donde el aire pase más rápido, será donde menor presión ejerza sobre el coche. De tal forma que, si el aire va más rápido por la parte de abajo que por la parte de arriba (efecto suelo), en la parte de arriba habrá más presión que en la parte de abajo.

También podemos ver ahora por qué el carro es perfectamente simétrico, no solo por estética y para que luzca bonito, también para que la carga aerodinámica no sea distinta de un lado que del otro.

Los carros sufren distintas configuraciones en cada circuito en su geometría de la suspensión y en su carga aerodinámica, puesto que algunos circuitos tienen más curvas pronunciadas que otros, el diseño puede variar entre circuitos de largas rectas y pocas curvas de baja velocidad, otros circuitos de mucha carga aerodinámica y pocos lugares donde se explote a fondo el motor.

Vamos a tomar como ejemplo circuitos de la campaña que acaba de terminar de F1.

Circuito de Monte Carlo en Mónaco

CIRCUITO 1

Iniciaremos con el circuito de Monte Carlo en Mónaco, uno de los circuitos más ambiguos en el actual calendario, es un circuito muy estrecho y con curvas que se pasan a menos de 40-50 km por hora, algo inusual en la Fórmula 1. Fundado por Antony Noghes en 1929, consta de 19 curvas, al ser un circuito callejero, no goza de ser muy ancho para poder permitir rebases, y cuenta con una vuelta de apenas 1.10:116 minutos, al menos es el record que posee el 7 veces campeón, Lewis Hamilton. Aquí no podemos ver muchos rebases, es muy angosto, y apenas saliste de una curva, cuando ya estás en otra. Es por eso que para adelantar aquí, debes de ser extremadamente milimétrico para no impactarte contra el muro o no chocar a tu adversario. Este circuito es probablemente el que más aerodinámica necesite por sus curvas y para mantener un buen agarre al circuito.

CIRCUITO 2

Seguimos con el circuito de casa, el Autódromo Hermanos Rodríguez es el circuito oficial de la Ciudad de México y uno de los tres circuitos que la F1 visita en su recorrido por América. El circuito cuenta con 17 curvas y una vuelta de 1:15.875, al menos esa fue la vuelta más rápida en carrera el último GP disputado. Es un circuito que necesita un poco de ambas, un poco de carga aerodinámica y también de potencia de motor, si no crees que sea así, en 2016, Valtteri Bottas logró llegar a los 372.6 km por hora en la recta principal del circuito, una velocidad que no se ha vuelto a repetir y que será difícil replicar.

El Autódromo Hermanos Rodríguez

El primer sector de tal circuito, cuenta con dos largas rectas y solo 3 curvas, donde se necesita una gran potencia para no quedar atrás en los tiempos, mientras que los siguientes dos sectores, necesita una buena adherencia y carga aerodinámica, para no perder el coche en las curvas rápidas y pasar con gran ritmo la famosa curva del Foro Sol. Sin duda es un circuito donde se requiere de potencia y aerodinámica. También este premio es complicado para algunos corredores, ya que se dificulta mucho la respiración por la altura sobre el nivel del mar y puede hacer que los corredores se cansen más rápido, por lo cual, su desempeño empeorará.

El circuito de Monza en Italia

CIRCUITO 3

Por último, mencionaremos al templo de la velocidad, como ha sido apodado dentro de la máxima categoría. El circuito de Monza en Italia. El Autodromo Nazionale di Monza solo cuenta con 11 curvas en los largos 5.793 km de largo que tiene este circuito. El record de vuelta es 1:18.887 por Lewis Hamilton.

Aquí la carga aerodinámica cuenta con un papel casi nulo, pues de las 11 curvas, solo una requiere reducir potencia hasta la 2a velocidad, las demás curvas del circuito se pasan con bastante rapidez. Lo que si influye aquí, es el rebufo, el rebufo es la estela que dejan los coches después de pasar por la pista, si dos carros tienen suficiente separación, puede funcionar a la perfección este fenómeno, el objetivo del rebufo, es hacer que el segundo coche en esta situación, logré tener menos resistencia al aire y por consecuencia, ir más rápido, como si el coche que está delante lo estuviera jalando con una cuerda para ir más rápido. Sin esto se pueden perder valiosos segundos, entonces, este circuito destaca por ser uno, si no es que el más rápido de todo el calendario.

Dejar un comentario